Calaveritas

Doctor. Tela picada, 132 x 214 cm

El Doctor


por Cuauhtémoc Peña


De blanco igual que los huesos
llegó vestido el galeno,
será que ya quedó tieso
o que el panteón está lleno.

Estetoscopio en el cuello
y bisturí entre las manos,
va auscultando sin resuello
a todo aquel ser humano.

“Ya detente mi doctor”,
le ordena presta la Muerte,
esta vida es la mejor,
pero se acabó tu suerte.

De miedo mudó el color
aquél gran especialista,
verde quedó y sin rubor
al ver su nombre en la lista.

Ya lo llevan a enterrar
con rezos y con lamentos,
los vivos se ven llorar,
los muertos, ¡ay qué contentos!